Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a "sevillasi.com" está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Ver informacion sobre cookies

 

Discurso de investidura de Juan Espadas como alcalde de Sevilla

Desde aquí, quiero agradeceros la confianza que me habéis dado y que vamos a renovar día a día con esfuerzo, trabajo y dedicación. A partir de ahora, empiezo con ilusión y determinación el mayor reto que puedo tener como sevillano: ser alcalde de Sevilla. Aquí os dejo el discurso de investidura que he pronunciado en la sesión de constitución del Ayuntamiento de Sevilla.

Discurso de investidura de Juan Espadas como alcalde de Sevilla

Presidenta de la Junta de Andalucía, Presidente de la Diputación, Arzobispo, Autoridades, representantes de instituciones, sindicatos, empresas, asociaciones y entidades, vecinos y vecinas de mi ciudad, Sevilla.

Qué inmenso honor y qué gran responsabilidad dirigirme a ustedes como Alcalde de Sevilla La ciudad en la que nací, la ciudad de la que soy vecino, la ciudad a la que amo y de la que me siento orgulloso. Quiero agradecer en primer lugar vuestra confianza. La confianza de todos los compañeros de Corporación, representantes del Grupo Socialista y de los grupos políticos de Participa Sevilla e IU-CA, que han confiado en mí para liderar el cambio que necesita la ciudad en un momento histórico. Soy consciente de que a partir de este momento asumo con determinación y mucha ilusión el mayor reto que he tenido en mi vida.

En segundo lugar, quiero agradecer como alcalde de Sevilla la dedicación de Juan Ignacio Zoido y de los miembros del Partido Popular que han formado el gobierno de la ciudad durante los últimos cuatro años. Por encima de las discrepancias ideológicas o de las profundas diferencias que nos separan, sé que han dedicado su tiempo y sus esfuerzos durante todos estos años a Sevilla. Y como sevillano creo que debemos agradecerlo.

Del mismo modo que tenemos que recordar y reconocer, al margen de errores y aciertos, el trabajo, la dedicación y el compromiso por Sevilla de todos los concejales, concejalas y alcaldes y alcaldesas que han pasado por esta Corporación a lo largo de los últimos años, algunos de los cuáles hoy nos acompañan. En momentos de desconfianza y de distanciamiento entre los ciudadanos y los representantes institucionales es fundamental alzar la voz y defender el papel de quienes con honestidad y sacrificio han trabajado por esta ciudad a lo largo de la democracia.
Querida Presidenta, Susana: gracias por volver a estar hoy aquí como hace cuatro años. He cumplido mi compromiso pero no hubiera podido conseguirlo sin tu apoyo, sin tu confianza y sin la de compañeros como Verónica o Fernando o la de otros que no puedo citar aquí pero que fueron mi sostén en el muchas veces ingrato trabajo de oposición. Para ellos mi gratitud y cariño. Sólo se alcanza el éxito si perseveras y aprendes a levantarte después de un fracaso.

Y quiero, por último, recordar a las familias de todos esos compañeros y compañeras de Corporación que soportan las ausencias y comprenden que un servidor público en lo local no tiene horas ni días de fiesta. Y por supuesto a la mía, que está hoy aquí, con algunas ausencias que llevo en el corazón y que no se me van nunca de la cabeza. A ellos, a mi familia, quiero pedirles que disfruten este momento, que luego ya sabemos lo que toca.
Me siento hoy parte de un momento histórico para la ciudad de Sevilla. Con el mayor reto por delante que un sevillano puede asumir: ser Alcalde de tu ciudad. Y me siento con fuerzas, con ganas y con mucha ilusión para afrontar esta inmensa responsabilidad, y para liderarla como alcalde.

Tengo el encargo de los ciudadanos, y de sus representantes en esta Corporación municipal, de impulsar un proyecto común para Sevilla. Por eso, primero quiero dirigirme a todos vosotros. A todos los miembros de la Corporación municipal, a todos los grupos políticos. Los ciudadanos nos han pedido diálogo y consenso. Nos reclaman que trabajemos juntos. Todo lo que pase en esta ciudad nos compete, no cabe mirar para otro lado o justificarse. Hay que poner todo lo que esté en nuestra mano para mejorar, para avanzar, para conciliar intereses y para buscar alianzas con todas las Administraciones y todos los sectores, pero sobre todo con todos los ciudadanos.

Tenéis mi compromiso firme de que voy a trabajar con todos vosotros para transformar la forma de gobernar la ciudad y hacer un Ayuntamiento más social, útil y cercano. Con dos grupos políticos, Participa Sevilla e IU, y con sus portavoces, Susana Serrano y Daniel González, nos une ya un acuerdo político que va a marcar buena parte de los ejes de trabajo y prioridades para los próximos años. Con otro grupo político, Ciudadanos, y con su portavoz, Javier Millán, nos une un diagnóstico común y muchas propuestas de mejora para la ciudad sobre las que estoy convencido de que vamos a trabajar con independencia del legítimo sentido del voto de la sesión de hoy. Y en el caso del PP, con Juan Ignacio Zoido, aunque es mucho lo que nos separa, aquí tiendo la mano para trabajar de forma conjunta en aquello que nos une. Por delante de todos nosotros está la ciudad de Sevilla y los sevillanos y sevillanas y el interés general.

Mi proyecto para la ciudad es un proyecto socialista, pero es un proyecto socialista nuevo. Ese es mi compromiso personal, ese ha sido nuestro discurso durante los cuatro años de oposición, ese ha sido nuestro programa electoral con el que hemos concurrido a estas elecciones, y ese será el eje de nuestro gobierno. Los socialistas hemos transformado esta ciudad en varias etapas a lo largo de su historia cuando la ciudad lo ha reclamado y lo ha necesitado. Y los socialistas vamos a liderar una nueva transformación. Un nuevo cambio político y social ahora que la ciudad nos lo vuelve a pedir junto a otras fuerzas políticas que emergen en una nueva realidad social.

Tengo muy claro que es el momento del diálogo, del acuerdo y del consenso. Los acuerdos que han permitido esta investidura están basados en el objetivo de incorporar todas las ideas y propuestas que sumen, que respondan al interés general y que mejoren nuestros compromisos.
Es una forma de trabajar, una forma de gobernar, una forma de liderar el cambio que no va acabar. Empezamos hoy el camino, pero vamos a trabajar juntos. Desde nuestras diferencias ideológicas y políticas, desde mi labor de gobierno y vuestra labor de oposición, pero con responsabilidad y con el ánimo de construir juntos el presente y el futuro de la ciudad de Sevilla.
El compromiso del cambio empieza por todos nosotros. Y primero por mi persona. Cuando diseñamos el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las elecciones el pasado 24 de mayo, reservamos las primeras páginas y las primeras medidas, 34 concretamente, a un apartado que titulamos código ético y de buen gobierno. Un paquete de iniciativas, consensuado en foros y encuentros ciudadanos, que luego hemos enriquecido con las propuestas de otros grupos de esta nueva Corporación o de ciudadanos que las han canalizado a través de asambleas u otros procedimientos de participación. Es el inicio de mi programa electoral, es una de las prioridades que todos hemos marcado, y es por tanto uno de los primeros grandes compromisos que quiero asumir como alcalde.

Este alcalde, este Gobierno, esta Corporación, va a ser transparente, responsable, honesta y exigente con todos y cada uno de sus miembros. Vamos a poner todas las herramientas, y todos los mecanismos de control y fiscalización para que no pueda darse ni un caso de corrupción o de mal uso de los fondos públicos.

Recuperar la confianza de los ciudadanos pasa en primer lugar por estas medidas, y en segundo lugar por abrir este Ayuntamiento a los ciudadanos. Que participen en la toma de decisiones y que co-gestionen recursos públicos. La transformación empieza aquí en este Pleno que vamos a abrir a los ciudadanos y que vamos a convertir en un verdadero instrumento de debate político y de control del gobierno por parte de los grupos de la oposición.

Pero va a seguir en las juntas de distritos, en los consejos sectoriales, en los órganos de colaboración y asesoramiento, y en cada uno de los barrios de Sevilla. No le vamos a tener miedo a contar con la opinión de los ciudadanos a través de consultas populares o a través de nuevos mecanismos de participación con nuevas fórmulas que nos vuelvan a convertir en un modelo a seguir para otras ciudades.

Nosotros representamos a este Ayuntamiento. Pero esta casa tiene un alma, tiene un cuerpo, tiene un rostro. Son sus 9.300 trabajadores. De la Casa Consistorial, de organismos autónomos como la Gerencia de Urbanismo, el IMD o el ICAS, y de las empresas municipales como Tussam, Lipasam, Emvisesa o Emasesa. Y quiero que uno de mis primeros mensajes vaya hacia ellos. Os necesitamos. Vosotros hacéis que esta institución ande, que sea útil, que cumpla su función. Vosotros sois quienes dais respuesta a los sevillanos y sevillanas. Sois la garantía de una administración eficaz, útil y comprometida. Tenéis un compromiso firme por mi parte: Creo en un sector público fuerte, en un Ayuntamiento con recursos y competencias, en el empleo municipal, en el diálogo y en el trabajo conjunto con todos vosotros. Y por supuesto con vuestros representantes sindicales.

Con vosotros adquiero uno de mis primeros compromisos como alcalde. Vamos a dialogar, vamos a llegar a acuerdos y vamos a trabajar juntos. Reforzaremos servicios esenciales, crearemos empleo público y colaboraremos para diseñar los servicios y las áreas útiles que respondan a las necesidades reales de los ciudadanos. La bolsa de empleo se abrirá, cubriremos progresivamente las plazas vacantes, priorizaremos servicios como la limpieza y mantenimiento de los colegios antes del inicio del nuevo curso escolar, seguiremos apostando por el carácter público de Lipasam y Tussam, reactivaremos Emvisesa, confiaremos en los profesionales en áreas tan prioritarias como los Servicios Sociales y consolidaremos y reforzaremos programas municipales como los de Empleo. Juntos vamos a recuperar la confianza de los ciudadanos en esta institución, y vamos a hacer un Ayuntamiento útil. 

Quiero a continuación dirigir un mensaje como alcalde a las 85.694 personas que se encuentran en situación de desempleo y a sus familias. A quienes llevan años buscando un puesto de trabajo, a esos hogares que tienen que recurrir a ayudas sociales urgentes porque carecen de recursos, a quienes no pueden pagar la luz, el agua o el gas; a quienes no pueden mantener una vivienda. Sois mi prioridad. Sois la prioridad de este gobierno. Y sois la prioridad de esta nueva Corporación municipal.

Cada una de las decisiones que tome como alcalde, cada una de las decisiones que tome este gobierno, y cada una de las decisiones que consensuemos entre los grupos municipales que formamos esta Corporación, se hará pensando en vosotros. No voy a prometer nada que no pueda cumplir. Por eso os prometo trabajo, esfuerzo, dedicación y entrega. Haremos planes extraordinarios de empleo, programas de rescate ciudadano, proyectos integrales sociales y priorizaremos todas nuestras inversiones y gastos para daros la respuesta que merecéis. Creo en un gobierno social y responsable que lidere una Corporación social y responsable.

Creo, además, firmemente en que el Ayuntamiento de Sevilla debe recuperar el papel de motor económico de la ciudad, de inductor de oportunidades que exprima cada uno de los sectores y busque proyectos estratégicos de alcance. Debe materializar una apuesta por la innovación y por los emprendedores habilitando nuevos espacios públicos para ellos y debe impulsar iniciativas que generen un empleo de calidad. Debemos trabajar codo con codo con los autónomos, los pequeños comerciantes, la economía social y las empresas de nuestro tejido productivo. Debemos sentarnos con las direcciones de las empresas y con sus trabajadores, y por supuesto con sus representantes. Debemos apostar por los parques empresariales y por las asociaciones empresariales.

Tenemos dos escenarios privilegiados para el desarrollo económico de la ciudad a los que tenemos que dedicar buena parte de nuestros esfuerzos. Colaborando y tomando las decisiones adecuadas y estratégicas. El Puerto de Sevilla y el parque científico y tecnológico de Cartuja que deben ser los motores de la ciudad de Sevilla con el río como gran escenario de desarrollo y gran oportunidad que tenemos que conservar adecuadamente y saber aprovechar.
Debemos sentar las bases para que los proyectos nazcan y crezcan en la ciudad de Sevilla. Tenemos que confiar en nosotros mismos.

Hay muchos jóvenes que han tenido que abandonar esta ciudad o que tenéis entre vuestros planes hacerlo. No encontráis oportunidades, sentís que nadie os escucha y simplemente desconfiáis de todos. Lo siento. No podemos seguir así. Tenemos que crear oportunidades para vosotros, porque Sevilla os necesita.. Quiero que sintáis un gobierno que os escucha, y que asumáis que la ciudad del futuro la vais a construir vosotros.

En Sevilla sois más de 80.000 estudiantes universitarios y más de 8.000 profesores y trabajadores en las universidades públicas. Nuestro sistema público universitario es uno de los mayores orgullos que puede sentir un socialista como yo, y va a ser uno de los pilares de este gobierno del cambio de Sevilla. Estudiantes, equipos rectores, profesores, si trabajamos juntos haremos de Sevilla un verdadero referente en el ámbito social, educativo y en la innovación. Este nuevo marco de colaboración está subrayado en rojo como prioritario en esta agenda del cambio que marcará mis pasos. Espero contar con todos vosotros para ello.

No olvido por supuesto a nuestros centros de educación infantil y primaria, y nuestros institutos. Hay un concepto sobre el que quiero trabajar en este nuevo modelo de gobierno: barrios vivos. Nuestro tejido asociativo y nuestros barrios requieren de una administración que trabaje para construir, desde el diálogo y con nuevas fórmulas de co-gestión y colaboración. Y dentro de este nuevo espacio los colegios van a desempeñar un papel fundamental. Son los ejes vertebradores de nuestras comunidades y en sus manos está nuestro futuro.

Me dirijo a todos vosotros: profesores, Ampas y directores. Vamos a trabajar juntos. Vosotros y esta Corporación municipal. Y no sólo mejorando y atendiendo vuestras demandas en limpieza, mantenimiento o estado de los colegios. No. Os quiero para mucho más. Os quiero tomando decisiones, os quiero apoyándonos en nuevas fórmulas de co-gestión, os quiero fomentando el asociacionismo, os quiero diseñando con nosotros un nuevo urbanismo social pensado para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Os quiero trabajando por Sevilla con nosotros.

Nuestros barrios, nuestros distritos, nuestra ciudad no avanzará si no tenemos un modelo claro, consensuado y de futuro para dos sectores que para este Ayuntamiento deben ser fundamentales. Por un lado, la Cultura. Desde las bibliotecas de los barrios, hasta las salas de exposiciones y espacios escénicos, pasando por nuestras librerías y nuestros creadores. Vamos a tomar las medidas y vamos a realizar las actuaciones necesarias para que la cultura llegue a todos los puntos de esta ciudad, porque es la base de la igualdad de oportunidades y de un modelo social de ciudad.

Y hay un segundo eje: el deporte. Con su función social y de salud. El deporte público, el deporte accesible, y el deporte para todos. Desde los pequeños aficionados inscritos en un club que realizan competiciones por los barrios de nuestra ciudad, hasta las personas mayores que acuden a una piscina por motivos de salud. Desde las entidades que mantienen con su esfuerzo instalaciones deportivas, hasta los promotores de eventos que se pueden desarrollar en Sevilla. Todos formáis parte de nuestro modelo de barrios. Vamos a plantear con vosotros un nuevo modelo de gestión, de inversión y de toma de decisiones que haga sobre todo que todos tengan las mismas oportunidades y que no haya nadie que no pueda inscribirse en una competición o usar una instalación deportiva porque él o su familia no tienen recursos para ello. Eso es trabajar por la igualdad de oportunidades. Y hay más caminos que recorrer en materia de igualdad. Sabéis que como socialista durante toda mi trayectoria política he mantenido un compromiso firme con la igualdad de género que va desde el esfuerzo en materia de desempleo hasta la lucha firme y contundente contra cualquier muestra de desigualdad y por supuesto de violencia de género. Me enorgullece y me emociona poder reconocer aquí, por primera vez como alcalde, la labor de las asociaciones de mujeres por la ciudad de Sevilla. Es un honor muy especial para mí daros como alcalde las gracias y deciros que estoy con vosotras. Aquí tenéis a vuestro alcalde.

Pero esta Corporación, este gobierno, y este alcalde no vamos a estar solos en la defensa de los intereses de los sevillanos. Presidenta de la Junta de Andalucía. De sevillano a sevillana: vamos a trabajar juntos. Vamos a colaborar, vamos a impulsar proyectos estratégicos y a dar respuestas a quienes más lo necesitan. Voy a exigir cuando tenga que exigir, a acordar cuando haya que acordar y a colaborar siempre que haya que colaborar. Sé que voy a contar contigo. Somos la capital de Andalucía, y vamos a ser el motor de nuestra comunidad autónoma. Con altura de miras, con una visión amplía, con un modelo estratégico. Si sumamos con nuestra área metropolitana, con todos los municipios de nuestro entorno, y con el resto de ciudades y provincias andaluzas seremos mucho más. No es tiempo de localismos ni de confrontaciones inútiles, es tiempo de colaborar todos juntos para salir adelante. Y Sevilla va a ser quien lo lidere. Quiero que todos los andaluces vean en Sevilla un referente, un motor, y su principal aliado. Ese es nuestro papel como capital. Nos tiene que mirar Andalucía y nos tiene que mirar todo el país. Este gobierno y esta Corporación van a convertirse en estos años en un modelo social y económico para España. Vamos a traer las mejores iniciativas y proyectos que encontremos en otras ciudades y las vamos a mejorar, y vamos a innovar en nuestras políticas, en nuestros proyectos y en nuestras medidas sociales. Este es nuestro papel como gobierno de la capital de Andalucía. Seamos ambiciosos. Seamos inconformistas. Confiemos en nosotros mismos.

Quiero terminar con mi principal compromiso. Hasta aquí, hasta este momento llegan las palabras. Hasta el sábado 13 de junio llegan los compromisos de Juan Espadas. A partir de hoy empiezan los hechos. A partir de hoy empiezan las realidades. Agradezco vuestra confianza, la de los ciudadanos, la de sus representantes en este Pleno a través de los grupos políticos, la de las autoridades, la de las entidades y colectivos, la de las empresas, la de los sindicatos, la de los autónomos y emprendedores. Pero la confianza no se renueva cada cuatro años. Se renueva día a día. Con nuestro trabajo, nuestro diálogo y nuestro esfuerzo. Con autocrítica e inconformismo. Con responsabilidad y sumando. Llega el momento de los hechos. A partir de mañana, cada día tendremos que renovar esta confianza.

Porque, como decía Juan Ramón Jiménez, "el día de ayer no es sino un sueño y el de mañana es sólo una visión. Pero un hoy bien empleado hace de cada ayer un sueño de felicidad y de cada mañana una visión de esperanza. Cuidemos bien de este día, porque hoy es siempre todavía".

Muchas gracias.

DISCURSO DE INVESTIDURA JUAN ESPADAS.pdf
(266 KB)

Volver


Participa y comenta

© 2013. Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla.  ·  Información legal  ·  Política de cookies